..todos hemos oído hablar de los beneficios de introducir las piernas en agua fria con el objetivo de recuperarnos tras grandes sesiones de entrenamiento lo antes posible, o tras competiciones en que nos hemos explotado muscularmente hablando. La recuperación, o mejor dicho el proceso de restauración del equilibrio orgánico post esfuerzo, homeostasis, que requiere, entre otras cosas, restaurar niveles energéticos, aprovechamiento del open window, para restaurar depositos de glucogeno, conseguir un balance anábolico óptimo con un buen indice hormonal, mantener la circulación activa para facilitar esa “limpieza” de deshechos generados por la célula muscular fruto de la combustión de la ATP, y reducir la reacción inflamatoria, asociada a acciones de carácter excéntrico importante, como carrera a pie con grandes desniveles, tipo trail running, o carreras en linea, en pista, o tierra, pero a ritmos importantes por encima de nuestra zona Umbral, con gran densidad de carga, ya sea de forma fraccionada o contínua.

 

…como todo en la vida, podemos decidir, no hacer nada, RECUPERACION PASIVA, podemos aplicar CONTRASTES, o podemos aplicar solamente FRIO, y ésto es lo que estudiaron cientificos de la Universidad de Melbourne, Australia, y han publicado en el “International Journal of Sport Physiology and Performance”, al estudiar como afectaban los tres métodos anteriormente citados, aplicados durante 14′, en una muestra de 14 futbolistas australianos.

…el estudio duró 3 semanas, la 1º semana todos los deportistas recuperaron de forma pasiva, la 2º semana de forma aleatoria , unos recuperaron con frio y otros con contrastes, y en la semana 3º , esto se invertía, durantes las cuales se llevó a cabo un entrenamiento estandarizado, y hacia el final de la misma se realizaba una bateria de test + entrenamiento + recuperación (frío o contrastes o pasiva) + test post entrenamiento para ver como se reducia el rendimiento, y que forma de recuperar conseguía atenuar mas la perdida, justo al acabar, a las 24 horas y a las 48 horas, consistiendo los test en capacidad de sprint repitido (6x20m), en CMJ ( salto con contramovimiento) y en SJ (saltos desde parado).

..los resultados fueron muy interesantes de forma inmediata, es decir justo tras el entrenamiento, el declive del rendimiento fue similar para todos los tipos de recuperación, pero a las 24 horas post esfuerzo, la cosa cambia de forma muy significativa, resultado en una reducción de un 4,1 % en nuestra capacidad de sprint, en un 1% si hemos recuperado con contrastes, y sin cambios si hemos recuperado con la aplicación de frío, volviendo a los niveles de rendimiento del dia anterior, y como sabemos que muchas veces el detrioro real de rendimiento es pasadas las 40 horas, ¿que ocurre a las 48 horas post esfuerzo? pues que el nivel de rendimiento con frío se atenúa en 0,6%, es decir, se empeora pero muy ligeramente, y con los contrastes se va más allá de 2%, se empeora si cabe más a las 48horas, mientras que de forma pasiva la recuperación nos conduce mas allá de un 5,5%, con lo que la efectividad de contrastes o frío es mas que evidente, y sobre todo frío.